En 1989, Reynoble junto a Viña Zorzal, fueron las marcas fundadoras de la bodega de Antonio Sanz, nuestro padre, ahora, 27 años después es cuando le damos la vuelta a este proyecto:

Carlos III, rey de Navarra desde 1387 hasta 1425, destacó por su enorme corazón y bondad y así fue llamado el Rey Noble, rey real por su sangre y por ser una ayuda de verdad a mejorar el mundo donde vivía.

Muchos años después, en 1989, nuestro padre, Antonio Sanz, queriendo destacar los valores que tuvo esterey, pensó en Rey Noble como marca fundadora de su bodega.

Ahora sus hijos os presentamos este REYNOBLE, queriendo continuar con los valores que nuestro padre nos inculcó de respeto a nuestra tierra y medio ambiente  a través de una viticultura y vinificación sostenible.